Desde el centro de la Ciudad en apenas un par de minutos desde la Plaza de la Constitución tenemos una de las iglesias más queridas por los malagueños, la Iglesia del Sagrado Corazón. Escondida en esta maravillosa plaza podemos encontrarla.

Es una obra neogótica de 1920, construida según el proyecto fijado en 1907 por Fernando Guerrero Strachan, por encargo de los jesuitas !Fijaos en el rosetón! Guerrero Strachan, que tomó como modelo la catedral de Toledo, fue su arquitecto. Como dato curioso, fue Alcalde de Málaga entre 1928 y 1930.



La iglesia tiene planta basilical, y esta dividida en tres naves, cubierta por una bóveda de nervios. Cabe destacar el crucero de planta octogonal y bóveda estrellada. El coro se sitúa a los pies de la nave central, de mayor altura y anchura que las laterales.

Desde aquí si camináis unos pasos hacia el inicio de Calle Compañía, ya en el rio Gudalmedina, os encontrareis con el Puente de los alemanes.

El puente tiene una historia bonita En 1900, una fragata alemana se estrelló contra la escollera del puerto por causa de un temporal, muchos malagueños se tiraron al mar para ayudar a los marineros alemanes. Luego más tarde en 1907 el río Guadalmedina se desbordó y destruyó varios puentes, entonces los Alemanes que no habían olvidado la ayuda recibida por los malagueños regalaron este puente a la ciudad. Desde entonces se conoce como el puente de los alemanes.